Reivindicando los espacios públicos

publicado a la‎(s)‎ 10 jun. 2010 8:42 por AUXILIA Madrid
    Son muchas las quejas que oímos quienes tenemos contacto con la discapacidad acerca de la escasa o nula adaptación de los espacios públicos. No estaríamos hablando siquiera de aceras mal niveladas o pasos de cebra sin rebaje, sino de juntas municipales, comisarías, centros culturales y demás instalaciones que por su carácter público se presuponen adaptadas para que las personas con movilidad reducida puedan acceder sin problemas. La realidad, sin embargo, se demuestra muy distinta, incluso en edificios construidos con posterioridad a la ya remota Ley 13/1982 del 7 de abril sobre Integración Social de los Minusválidos (LISMI).
 
    Para protestar contra esta realidad y reclamar el cambio necesario, el pasado 5 de junio Auxilia Madrid celebró su ya tradicional jornada reivindicativa. Durante la mañana, usuarios y voluntarios de la asociación recorrieron el barrio de Carabanchel en busca de esos espacios públicos pendientes de adaptación. Oficinas de Correos, comisarías o centros sociales fueron las paradas de esta marcha cuyo objetivo no era otro que el de reclamar para todos derechos tan naturales como el de enviar una carta o poner una denuncia ante la Policía. Tras verificar diversas deficiencias en la adaptabilidad de las instalaciones (la accesibilidad no es sólo poner una rampa), los propios usuarios pusieron reclamaciones solicitando una renovación que se demora ya cerca de 30 años: el tiempo transcurrido desde que la LISMI estableciera en su artículo 55 la adaptación progresiva de instalaciones, edificios, parques y jardines existentes.
 
    La jornada terminó con una pequeña reunión en un parque donde los miembros de la asociación se tomaron, entre comida y refrescos, su merecido descanso.
 
 
Comments