Noticias

Los príncipes de Asturias reconocen el trabajo de los voluntarios

publicado a la‎(s)‎ 10/11/2012 12:06 por Auxilia Madrid

Enviado por: Soraya Lotero 

En los pasados Premios Príncipe de Asturias de este año, se reconoció la gran labor humanitaria que hacen los voluntarios. Aunque el premio fue entregado a los voluntarios de la Cruz Roja, este reconocimiento tiene que ser una inyección de fuerza porque el premio se ha otorgado a todos los voluntarios que trabajan por una causa. Por ello debemos sentirnos halagados de que nuestro trabajo se reconozca, porque somos muchos los que en estos tiempos trabajamos para ayudar a los que más lo necesitan, por ello este premio es para todos aunque sólo unos pocos pudieron disfrutarlo. 

Esta noticia nos da esperanza de que algún día todo nuestro trabajo sirva para algo y el primer paso es que se nos reconozca nuestra labor, tenemos unos deberes y unos derechos y una ley que nos avala, pero nos faltaba el reconocimiento de la sociedad y poco a poco, a través de estas plataformas se nos empieza a ver y escuchar.

Este reconocimiento es el primero de muchos que a partir de ahora, recibiremos, aunque las pequeñas entidades, como la nuestra, no se nombren en estos actos, nos sentimos orgullos de que, al resto de compañeros que trabajan voluntariamente se les reconozca el esfuerzo que hacen que el mismo que nuestro, es decir ellos nos representan pero creo que el reconocimiento es para todos, a los que se ven y a los que no se ven. Así pues, os doy mi enhorabuena chicos por vuestra labor, el esfuerzo que hacéis, la alegría y las ganas que ponéis al venir y prestar vuestro tiempo a nuestros usuarios que son los que más lo agradecen. Muchas Gracias a tod@s.


Personas voluntarias de todo el Estado se reúnen en Alicante para debatir sobre solidaridad

publicado a la‎(s)‎ 1/11/2012 12:29 por Auxilia Madrid   [ actualizado el 1/11/2012 12:30 ]

(ver original en plataformavoluntariado.org)

Alrededor de doscientas personas voluntarias de todo el Estado se han dado cita en Alicante para asistir a la XVII Escuela de Otoño que, organizada por la Plataforma del Voluntariado de España y la Plataforma del Voluntariat de la Comunitat Valenciana (P.V.C.V.), reúne durante hoy y mañana a las principales ONG que cuentan con voluntariado.

En el acto de apertura de la jornada han estado presentes el Presidente de la Plataforma del Voluntariado de España, Luciano Poyato; la Directora General de Políticas de Igualdad, Carmen Plaza; Presidente de la Plataforma del Voluntariat de la Comunitat Valenciana, Francisco López; la Concejal de Bienestar Social, Medioambiente y Mujer de Alicante, Asunción Sánchez Zaplana; el Director General de Universidad, Estudios Superiores y Ciencia de la Generalitat Valenciana, Jose Miguel Saval y la Gerente de FUNDAR, Laura Chorro.

Durante la inauguración de la Escuela de Otoño, el presidente de la Plataforma del Voluntariado de España, ha destacado el valor del voluntariado es en estos momentos de crisis y ha explicado que el número de personas que se suman a la tarea solidaria aumenta cada día porque, “es difícil pasar de largo ante el creciente número de personas vulnerables y en riesgo de exclusión”. Según Luciano Poyato, “no se puede ignorar el sufrimiento de miles y miles de personas en este país”.

Por su parte, Carmen Plaza ha agradecido a las personas voluntarias la labor que realizan, especialmente en estos momentos y ha explicado que el voluntariado “es una forma de entender la vida y de estar en la sociedad, construyendo el bien común”.

Para el Presidente de la Plataforma del Voluntariado de la Comunitat Valenciana, “esta Escuela de Otoño pretende animar a unas conclusiones que den luz y compromiso para una mayor participación, transparencia y excelencia”. Francisco López considera necesario “negociar una nueva financiación que vendrá de cambios legislativos para mantener acuerdos con el primer y segundo sector (administración y empresas privadas) y, por otro lado, poner en práctica la solidaridad entre organizaciones”.

La Escuela de Otoño de Voluntariado es un espacio para el encuentro y la formación que se celebra anualmente en distintas localidades de la geografía española. Está dirigida a un público diverso: organizaciones del Tercer Sector, personas voluntarias y personal técnico, entre otros. Su organización corre a cargo de la Plataforma del Voluntariado de España en coordinación con la plataforma territorial de la comunidad donde se celebre, en este caso, la Plataforma del Voluntariado de la Comunitat Valenciana.

Cómo medir la contribución del voluntariado

publicado a la‎(s)‎ 1/11/2012 12:22 por Auxilia Madrid   [ actualizado el 1/11/2012 12:22 ]

(ver original en UNVoluntarios)

Bonn, Alemania: El programa de Voluntarios de las Naciones Unidas (VNU) y las organizaciones de voluntariado saben que los voluntarios contribuyen a la paz y al desarrollo en todo el mundo. Pero, ¿cómo demostrarlo? Una nueva guía, Evaluar la contribución del voluntariado al desarrollo ayuda a los agentes del desarrollo y del voluntariado a obtener los datos necesarios para demostrarlo.

La guía se basa en el principio fundamental de que evaluar las aportaciones de los voluntarios requiere un enfoque desde abajo hacia arriba, y proporciona una serie de herramientas que pueden utilizarse en talleres participativos con los diferentes interesados. A través de esta metodología, las organizaciones de voluntarios pueden obtener respuestas a seis preguntas fundamentales:

1. ¿Cómo contribuye el voluntariado al desarrollo? ¿Cuáles son los resultados principales?

2. ¿De qué manera consigue el voluntariado estos resultados?

3. ¿Qué factores favorecen/obstaculizan las contribuciones del voluntariado?

4. ¿Cuál es el valor añadido del voluntariado?

5. ¿Cómo perciben el voluntariado otros interesados u organizaciones asociadas nacionales o internacionales?

6. ¿Qué lecciones se pueden aprender del voluntariado? ¿Cómo se pueden utilizar para una mejor planificación del desarrollo?

La guía ofrece una serie de herramientas prácticas que permiten a los agentes del voluntariado incorporar las respuestas a su trabajo y toma de decisiones.

La guía es un esfuerzo conjunto del programa VNU y del International FORUM on Development Service, una red de organizaciones activas en el voluntariado internacional y en el intercambio de personal.

La metodología de evaluación se puso a prueba en 2006 en doce países, con la participación de organizaciones de voluntarios nacionales e internacionales, organizaciones asociadas y beneficiarias, gobiernos, personal de agencias internacionales y otros interesados. A los resultados se sumaron la experiencia y las herramientas desarrolladas por el programa VNU en 2008 durante el ciclo de talleres “Resultados del Voluntariado para el Desarrollo”.

“Esperamos que muchos Voluntarios de las Naciones Unidas y organizaciones de voluntarios del mundo entero utilicen esta guía, se sientan inspirados y la adapten a los métodos y herramientas necesarias para su trabajo”, ha dicho Flavia Pansieri, Coordinadora Ejecutiva del programa VNU, “y que además la guía ayude a poner de relieve las contribuciones del voluntariado al desarrollo”.

Mucho más que dinero

publicado a la‎(s)‎ 22/3/2012 7:53 por Auxilia Madrid

(ver original en El País)

Abre y cierra la puerta. Recorre el pasillo hablando sola. Tiene en el brazo, casi el hueso traslúcido, una gasa que oculta un pinchazo. Es una de las pacientes ingresadas en la planta de enfermedades infecto-contagiosas del hospital Carlos III. "Hoy la de la uno está un poco inquieta", dice la enfermera, mientras la cabellera de la mujer "inquieta" se alborota a cada paso nervioso que da por el pasillo. Junto a su puerta otros dos enfermos tratan de pasar el tiempo tumbados en sus camas. Roxanna entra en la habitación con un parchís bajo el brazo. Es una mujer rubia en la treintena que ha decidido pasar parte de su tiempo ayudando a los demás. Una de los 150.000 voluntarios de la Comunidad que a través de alguna de las 1.021 asociaciones sin ánimo de lucro de la región ayudan al prójimo a cambio de nada. Gratis.

El perfil de Roxanna, colaboradora de la ONG Solidarios, se ajusta al retrato robot del voluntario. Una mujer con estudios universitarios y entre los 25 y los 40 años. Roxanna empezaba el pasado jueves. Ha recibido un cursillo de formación impartido por la Consejería de Asuntos Sociales. Y los consejos de su coordinador, Fernando, que organiza todo el voluntariado de la asociación en hospitales y prisiones. Pero, pese a no tener mucha experiencia, se le da bien y los enfermos sonríen nada más verla. "No conviene hablarles de la enfermedad ni de los problemas porque se meten en una espiral negativa", advierte Fernando antes de encogerse de hombros y sentenciar que, al final, "hablarán también de lo malo, porque es inevitable". En total son unas 1.600 las personas que hacen tareas sin retribución en 27 hospitales de la región.

Estefanía no habla de lo malo. Estefanía, que apenas levanta un metro del suelo, grita y tira arena hacia el cielo. Vive en la residencia Isabel de Castilla, en el casco viejo de Villa de Vallecas. Tiene padres, pero por algún motivo no se pueden hacer cargo de ella. Lo mismo les sucede a la decena de niños que poco a poco van llegando del cole y cogen un bocadillo de salchichón de una bandeja. Niños "en riesgo de exclusión social", reza la terminología correcta para definir su situación. "Cada uno tiene su tema, no son todos iguales" precisa Lina, colombiana de 37 años y licenciada en Económicas. Ella les ayuda a hacer los deberes. También les lleva al pediatra si es menester. Lo hace cuatro horas a la semana. Y su ilusión es montar una fundación para ayudar a niños de la calle en Colombia, pero reconoce que el roce con las situaciones dramáticas "tiene un coste emocional muy grande y cuesta entender por qué hay niños en estas situaciones".

Eso es parte del programa de los cursos de formación al voluntariado. Su ONG se llama Acción Familiar. Lleva dos meses trabajando con ellos. Desde el comienzo del curso escolar. Los niños van subiendo las escaleras, doblando el recodo de un claustro oculto a los bloques de ladrillo del barrio. "Soy cubano, tengo el pelo negro y la cara oscura", son los datos que de sí mismo da uno de ellos, para "que se escriba sobre mí", dice con una sonrisa.

Las sonrisas son el propósito de Paco López, de 46 años y actor de profesión. Pero no solo las sonrisas. También la educación. "Que salgan de una situación familiar que les condena a no tener oportunidades". Paco aplica su proyecto en el colegio Cervantes de Carabanchel. Es el centro con mayor porcentaje de inmigración de la ciudad, con el 90% de niños procedentes de los países más variados.

Él ha sido voluntario muchos años, desde que trabajaba en una oficina como administrativo cuando era un treintañero. Ahora ha montado su propia asociación con una decena de amigos "con las mismas inquietudes". Su ONG se llama Haz Algo Más. Y esa ha sido su idea en la última década, en la que ha estado en Perú, Guatemala o Senegal ayudando. Su idea es hacer teatro a los niños y que aprendan valores al mismo tiempo. Una tarea ambiciosa para la que cuenta con su formación en la escuela de Cristina Rota. Y con un capital que obtienen con la venta de camisetas.

Paco también incluye en su proyecto la ayuda a los niños para hacer los deberes. "Los entornos de sus casas a veces son muy malos, o porque son muy pequeñas o porque los padres no dan valor a las tareas", explica sentado en una sillita con su aspecto más o menos de bohemio maduro con el pelo anudado en una coleta. Las cosas funcionan, pero dice que necesita más voluntarios. "Mi correo es fjlopez@hazalgomas.org, ponlo porque necesitamos que la gente se ponga en contacto con nosotros", dice. Puesto queda.

Y es que el boom del voluntariado de los años noventa ha dado paso a una cierta dificultad para encontrar gente dispuesta a echar una mano desinteresadamente. Al menos, esa es la visión de Javier Baeza, de la parroquia de San Carlos Borromeo, en Entrevías, y veterano en todo tipo de proyectos de carácter social. El más reciente, el pasado viernes, la creación de un parque infantil en el Gallinero, la zona de chabolas de la Cañada Real. "No creo en el voluntariado entendido de esa manera, sino como una especie de militancia por hacer cosas importantes y que eso sea parte de tu vida cotidiana", explica sin estar muy convencido de las leyes y planes sobre voluntariado que desde 2006 se llevan a cabo, aunque valora los cursos de formación de la Comunidad: "Todo lo que sea aprender es bueno".

Los cursos, aparte de los básicos, incluyen áreas específicas y en total comprenden más de 3.000 horas de formación y 180 proyectos distintos, que incluyen aspectos jurídicos o técnicas de comunicación.

Laura Ruiz de Galarreta, directora general de Voluntariado de la Consejería de Asuntos Sociales, no comparte la visión de Baeza. "Siempre se mantienen más o menos las cifras de voluntarios. Varía más de manera estacional. En Navidad siempre hay más, por ejemplo". "En esa época todos nos sentimos muy buenos", censura Baeza, reconociendo ese alza de la buena voluntad durante las fiestas.

Pero Ruiz de Galarreta tiene un dato que considera curioso: "Con la crisis no disminuye el voluntariado, y lo más extraño es que incluye a gente que se ha quedado en el paro o le han reducido su jornada y aprovecha ese tiempo para ayudar a los demás en lugar de regodearse en su desgracia".

También aprecia que las grandes ONG como Cáritas o Solidarios ya no son las únicas que canalizan la ayuda voluntaria, sino que crece la idea de Paco López y "se junta un grupo de amigos, preparan su proyecto y se lo exponen a entidades públicas o privadas", confirma Ruiz de Galarreta.

El caso de María Gracia Rupérez es justo el opuesto al descrito por la directora del Voluntariado. Ella no tiene casi tiempo: es juez de vigilancia penitenciaria. "No soy la perfecta voluntaria, la verdad. A veces llego tarde o no llego, pero siempre consigo sacar un ratitín", dice. Ella charla, canta y hace lo necesario para alegrar la vida a los ancianos de una residencia. "Son otro mundo y creo que todos debemos hacer el esfuerzo de darnos cuenta de que esos mundos existen más allá de nuestras costumbres y nuestro entorno", afirma con entusiasmo. "Todo esto es superinteresante y, aunque no te paguen, en realidad recibes más de lo que das, mucho más", insiste antes de pedir que "la gente se anime porque hace falta".

Ninguno de ellos ha reparado en que ayer fue el Día Internacional del Voluntariado. Ni falta que les hace

La cuarta parte de los voluntarios de la región es menor de 25 años

publicado a la‎(s)‎ 22/3/2012 7:38 por Auxilia Madrid

(ver original en Madrid.org)
 
La VI edición de 'Comparte tu mirada' busca la sensibilización y educación en valores de los estudiantes como paso previo al voluntariado. La iniciativa, que discurrirá bajo el lema 'Implícate en tu Comunidad', permite a los jóvenes mostrar a través de un concurso fotográfico su visión sobre cooperación al desarrollo o cuidado del medio ambiente, entre otros. Posteriormente se mostrarán en una exposición.

"Pretendemos que los jóvenes sean conscientes del importante papel que cada uno puede desempeñar en la búsqueda y la puesta en práctica de soluciones para las personas y colectivos más vulnerables de su entorno, contribuyendo así con su labor a crear entre todos una sociedad mejor", destaca el consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, durante el acto de entrega de cámaras fotográficas desechables -100 en total- que servirán para mostrar su visión de la solidaridad.

Diez Institutos de Secundaria tomaran parte este año en el certamen, aglutinando a 332 alumnos de entre 14 y 17 años. En las cinco ediciones anteriores, hasta 200 centros educativos y más de 7.500 jóvenes han compartido su mirada con el resto de la sociedad. En cuanto al perfil de los voluntarios de la región, éste es el de una mujer (73%) joven (entre 26 y 40 años de edad), trabajadora y con un alto nivel educativo -más de un tercio tiene estudios universitarios de grado medio o superior-.

El tiempo medio que los voluntarios madrileños dedican a acciones de tipo social se sitúa entre las cinco y las nueve horas semanales, siendo el de los menores el principal colectivo con el que se trabaja, seguido de la atención a familias en riesgo de exclusión social, personas con discapacidad, mayores y/o enfermos. En términos globales, las actividades socioasistenciales y las de prevención y reinserción son las que más demanda tienen entre los voluntarios.

Anne Igartiburu, nueva embajadora del voluntariado de la región

publicado a la‎(s)‎ 22/3/2012 7:34 por Auxilia Madrid

(ver original en Madrid.org)
 
La presentadora de televisión Anne Igartiburu es la nueva embajadora del Voluntariado de la región, por su colaboración en la difusión de la importante labor que desarrollan estas personas. Durante este año, el Gobierno regional ofrecerá cerca de 2.220 horas de formación, proponiendo más de 200 cursos gratuitos lo que supone un crecimiento del 14% respecto al pasado ejercicio.

Los principales municipios de la región podrán optar a estos cursos, utilizando los 35 puntos de Atención al Voluntariado (PIV). Además, durante este fin de semana, la Carpa del Voluntariado, situada en la Plaza de Felipe II, junto al Palacio de Deportes de la Comunidad, pone a disposición de los ciudadanos distintos talleres.

El objetivo de la Escuela de Voluntariado es actualizar los conceptos que ya dominan los voluntarios y adaptarlos a las nuevas realidades sociales, así como facilitar el inicio de las personas que se estrenan en este ámbito.

Perfil del voluntario en la Comunidad

En la región hay cerca de 150.000 voluntarios y más de mil organizaciones solidarias. De ellos, el 73% es mujer, mayoritariamente joven (de entre 26 y 40 años), trabajadora y con un alto nivel educativo. También destaca un perfil importante de voluntarios de más de 65 años, el 21% del total, que ha ido aumentando en los últimos tiempos.

Primer año de los voluntarios de AECC en el Hospital de Fuenlabrada

publicado a la‎(s)‎ 22/3/2012 7:32 por Auxilia Madrid

(ver original en Madrid.org)

Transcurrido un año escaso de su presencia en el hospital, los voluntarios de la Asociación Contra el Cáncer de Fuenlabrada han desarrollado una intensa actividad entre los pacientes oncológicos y sus familiares. La AECC de Fuenlabrada cuenta con unos veinte voluntarios que colaboran habitualmente con el Hospital Universitario de Fuenlabrada.

Desarrollan su trabajo en todos los ámbitos donde esta el paciente oncológico y su familia. En estos 12 meses transcurridos, el número de usuarios asistidos asciende a 4.269, siendo la atención mayoritaria la que han dispensado en el hospital de día oncológico que ha ascendido a 1.597 pacientes. El resto de asistencia se ha divido en atención a 343 pacientes ingresados, 1.895 en área de espera y urgencias y 434 consultas directas en el despacho que la AECC dispone en el hospital.

Además de la actividad programada, también han desarrollado actuaciones puntuales como son los 3 talleres de respiración diafragmática para el control de la tensión y la ansiedad y los 2 talleres de cuidados estéticos. Asimismo, se han realizado diferentes campañas de concienciación (prevención cáncer de mama, prevención cáncer de pulmón, campaña antitabaco, etc.) y diversas actividades de dinamización (fiestas de navidad, día de la rosquilla, lazos de los deseos, Halloween, etc.).

En las encuestas de satisfacción realizadas a pacientes y familiares con motivo de este 1º aniversario, los resultados han sido satisfactorios o muy satisfactorios con la labor del voluntariado. De la misma opinión ha sido el personal sanitario, destacando especialmente la labor desarrollada en materia de apoyo emocional y acompañamiento.

El Instituto de Biomecánica investiga cómo mejorar la comunicación de los niños con parálisis cerebral con su entorno

publicado a la‎(s)‎ 22/3/2012 7:29 por Auxilia Madrid   [ actualizado el 22/3/2012 7:34 ]

 
El Instituto de Biomecánica (IBV) celebra hoy en la sede de la Asociación Valenciana de Ayuda a la Parálisis Cerebral (AVAPACE) la reunión de lanzamiento del proyecto ABC, una iniciativa europea que desarrollará desarrollar un novedoso sistema cerebro-ordenador para potenciar las capacidades cognitivas de las personas con parálisis cerebral desde su infancia, mejorando la comunicación con su entorno y la expresión de emociones.

La parálisis cerebral afecta a 1,5 personas de cada mil en España nuestro país, siendo la primera causa de discapacidad en la infancia.

La dificultad de establecer relaciones con el entorno dificulta seriamente el desarrollo cognitivo y emocional de este colectivo de personas. “Un sistema que facilite estos aspectos puede tener un gran impacto en su calidad de vida y potenciará su independencia, aumentando sus capacidades de comunicación, aprendizaje y relaciones sociales”, explica el director de Rehabilitación y Autonomía Personal del IBV, Ignacio Bermejo.

El sistema ABC empleará interfaces cerebro-ordenador y se compondrá principalmente de 4 módulos independientes basados en los últimos avances en procesamiento de señales neuronales, comunicación aumentada asistida por ordenador y monitorización de bioseñales.

El colectivo de personas con parálisis cerebral y los profesionales relacionados con esta patología se involucrarán durante todo el proyecto, desde la fase de diseño hasta la validación del sistema ABC. Para ello, el Instituto de Biomecánica desarrollará una metodología específica que permita implicar de manera efectiva a personas con parálisis cerebral en todo el proceso.

El resultado del proyecto será un prototipo funcional del sistema ABC validado y operativo en entornos de la vida real. Las dos pymes participantes en esta iniciativa facilitarán la transición de los prototipos resultantes de la investigación hasta su comercialización.

La estructura modular del sistema ABC y la independencia de sus componentes incrementará su potencial comercial más allá de las personas afectadas de parálisis cerebral. Combinaciones diferentes de los módulos podrían ser integradas en otros productos asistenciales aplicables a personas con esclerosis múltiple o cuadriplejia. Es más, los módulos ABC (tanto combinados como independientes) tienen potencial de integración en la cadena de aplicaciones que se benefician de las capacidades aumentadas como pueden ser juegos, tele formación, seguridad laboral o asistencia a la conducción, entre otras.

Con una duración de tres años, el proyecto ABC está cofinanciado por la Unión Europea mediante el VII Programa Marco, a través de la convocatoria FP7-ICT-2011 call 7.

Junto al Instituto de Biomecánica, coordinador de la iniciativa, participan las siguientes entidades: Instituto Fraunhofer de Tecnologías de la Información aplicadas, el grupo de Bioingeniería del CSIC, el Laboratorio BCI de la universidad Tecnológica de Graz, el Instituto de Fisiología Médica y Neurobiología del Comportamiento de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tübingen, la Fondazione Santa Lucia, la Asociación Valenciana de Ayuda a la Parálisis Cerebral (AVAPACE) y las pymes PLUX Engenharia de Biosensores LDA y Technaid S.L. (esta última una spin-off del CSIC)

1-8 of 8